Inteligencia Competitiva

Home / Inteligencia Competitiva

El análisis competitivo representa un proceso que consiste en relacionar a la organización con su entorno. Gracias a dicho proceso, será posible identificar las fortalezas y debilidades de la empresa, así como las oportunidades y amenazas que le afectan dentro de su mercado objetivo. Este análisis es la base sobre la que se diseñará la estrategia competitiva, por lo que será necesario identificar:

  • La naturaleza y el éxito de los cambios potenciales que puedan llevar a cabo los competidores.
  • La posible respuesta de los competidores a los posibles movimientos estratégicos que otras empresas puedan desarrollar.
  • La reacción a los posibles cambios del entorno que puedan acontecer de los diversos competidores.

La competencia está conformada por aquellas empresas cuyos productos y servicios apuntan a las mismas necesidades de nuestra empresa. No importa si se encuentran o no en un mismo mercado competitivo. Ya sea que dos productos compitan en forma directa, o bien, sean sustitutos, deberemos tomarlo en cuenta a la hora de realizar el análisis.

Para comenzar, deberemos dar respuesta a tres preguntas clave:

  • ¿Dónde estamos? Respondiendo a esta pregunta nos vemos abocados a hacer un análisis de la situación que nos responde la posición que ocupamos.
  • ¿Adónde queremos ir? Supone una definición de los objetivos que queramos alcanzar y a los que necesitamos desplazarnos.
  • ¿Cómo llegaremos allí? En este punto es donde debemos señalar el desarrollo de acciones o estrategias que llevaremos a cabo para alcanzar los objetivos y si podremos aguantar el ritmo.

Con respecto al análisis de la situación, del cual partimos para la realización del proceso de planificación estratégica, y del que podremos determinar las oportunidades y amenazas, debilidades y fortalezas de la organización, debemos centrarnos, a su vez, en dos tipos de análisis:

  • Análisis externo. Implica el análisis del entorno, de la competencia, del mercado, de los intermediarios y de los suministradores.
  • Análisis interno. Implica analizar la estructura organizativa de la propia empresa, y de los recursos y capacidades con las que cuenta. 

 

No dude en consultarnos. ¡Podemos ayudarlo a mejorar su rentabilidad a través de la inteligencia competitiva!

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Linkedin